16 de septiembre, la Reserva Ecológica Tesoro del Pangal abre al público.

Actualizado: 5 sept



¿Que hay en la Reserva?

Ubicada a 15 kilómetros de Los Molles, la Reserva Ecológica Tesoro del Pangal se emplaza en un territorio de 368 ha inmerso en una matriz de cerros semiáridos que configuran el secano costero de la región de Valparaiso.


Vestigios del pasado

La Reserva Ecológica tiene su origen en la subdivisión de las tierras dadas a la comunidad de Huaquén durante la reforma agraria. En la antigüedad estos territorios formaban parte de la hacienda de Longotoma, de unas 57 mil hectáreas que iban desde la cordillera hasta el mar, y que el conquistador Pedro de Valdivia cedió como una Merced Real a Luis de Cartagena, uno de sus “compañeros” en1543. Hacia 1600 la hacienda fue donada a la orden religiosa de San Agustín, por don Hernando Lamero Gallegos. La explotación de estos territorios se remonta a mediados del siglo XVII por los hacendados del valle de La Ligua, quienes la tomaron en arriendo y destinaron a la ganadería para suplir parte de la creciente actividad ganadera de todo el Reino, lo que derivó en la especialización ganadera y la subdivisión de sus terrenos entre varios arrendatarios. Después de 279 años en poder de los agustinos, la hacienda fue comprada (en 1884) por José María Ruiz Buzeta con ocasión de la persecución religiosa del gobierno de Santa María. Hasta entonces los terrenos de Huaquén, Pangal y alrededores eran utilizados también para la fabricación de carbón de leña que era empleado para fundir el cobre de la pujante actividad minera de la zona, mientras en sus colinas pastaba el ganado y las mulas que llevarían el carbón a las fundiciones. Así, en la Reserva es posible encontrar vestigios de numerosos hornos de leña escondidos en el interior del bosque, testigos de una epoca de explotación del bosque. Hoy en día, estos territorios aún albergan ganado bovino y equino de los crianceros locales, descendientes directos de los inquilinos de las antiguas haciendas.


Antiguo horno de leña ubicado en una de las quebradas de la Reserva.


Biodiversidad

La cobertura vegetacional predominante de la Reserva en los montes con exposición norte es el matorral mediterráneo costero, en cambio, en sus quebradas y sectores de exposición sur se desarrolla el bosque esclerófilo mediterráneo costero. Cuando llueve, el estero El Pangal (curso principal de la Reserva) y sus dos afluentes se reactivan generando pequeños manantiales que originan condiciones de humedad propicias para la presencia de flora endémica, como pasionaria (Passiflora pinnatistipula), coile (Lardizabala biternata Ruiz et Pav.), orquídea amarilla (Chloraea crysantha Poepp.), entre otros; y para el desarrollo de una variedad de fauna terrestre como zorros (Lycalopex culpaeus y L. griseus), pumas (Felis concolor), guiñas (Leopardus guigna), chingues (Conepatus chinga).

Gracias al aporte de agua proveniente de la neblina costera, en sus quebradas subsisten bosques esclerófilos con presencia de especies propias de los bosques templados del sur de Chile, tales como olivillo (Aextoxicum punctatum), naranjillo (Citronella mucronata), arrayán (Luma apiculata) y petrillo (Myrceugenia correifolia).



Paisaje

El bosque, junto al matorral esclerófilo presente en las ondulaciones de los cerros, se fusiona con elementos xerófitos, tales como chaguales (Puya berteroana y Puya chilensis) y quiscos (Echinopsis chiloensis), componiendo un hermoso mosaico de paisajes. Se suma a este cuadro el majestuoso vuelo de aves rapaces y carroñeras (cóndores -Vultur gryphus- y jotes - Cathartes aura jota), acompañado por diversidad de trinos de aves típicas de la zona central.



​Turimo sustentable

La Reserva Ecológica Tesoro del Pangal desarrolla programas de conservación y restauración ecológica y actividades de turismo sustentable, fomentando el cuidado y el respeto hacia el patrimonio natural y cultural del lugar.

Este 16 de septiembre se inician las actividades de senderismo en la Reserva con recorridos por el interior de su hermoso bosque resiliente que sobrevive y se sostiene gracias a las neblinas costeras con inusual fuerza. Se podrán ver las distintos ambientes ecológicos y las hermosas vistas desde la altura.


No te pierdas esta experiencia! Los cupos son limitados.





26 visualizaciones0 comentarios